Mi Navidad empieza con Starbucks

Me encanta la Navidad, y por eso siempre quiero más. Quiero aprovecharla al máximo, año tras año, y por eso a mí me encanta que empiece antes de tiempo. Para mí, la Navidad empieza cuando Starbucks pone sus vasos rojos y sus bebidas de edición limitada. Ah, ¡y las tazas nuevas! Mira qué modelos más chulos hay este año.

Soy una adicta a la Navidad, lo confieso. Me encanta todo: me encantan las decoraciones, poner el árbol con sus luces y adornos, los villancicos a ritmo de jazz y con la voz de Sinatra… Me encanta toda la atmósfera que se crea. Y lo que más me gusta es sentir esa atmósfera antes de tiempo, y eso me pasa cuando entro en Starbucks aunque estemos a mediados de noviembre.

Primero, porque ya están las bebidas navideñas de edición limitada. Este año, además de mi amado Toffee Nut Latte, hay que probar el chocolate caliente Honey and Almond Hot Chocolate y, para los amantes del jengibre, Gingerbread Latte –o sin ser amante, si simplemente te gustan los sabores navideños, pruébalo, que no vas a fallar–.
¿Has probado alguno? Todos están buenísimos y saben a Navidad, que es lo que importa en este caso.
Pero es que este año, como siempre pero mejor que nunca, la selección de tazas navideñas es PRECIOSA. Sí, así, con mayúsculas y todo. Te diría mi favorita, pero no puedo elegir solo una, así que te cuento las que me han conquistado. En la gama del dorado, me quedo con la blanca con el asa dorada, así como la dorada de purpurina, de menor tamaño. Hay otra muy bonita y navideña en dorado, con abetos en blanco, pero no la he visto en tienda así que no te puedo asegurar que haya llegado a España.

Las tazas doradas de purpurina también las hay en plateado.
Esta es preciosa, pero no la he visto en los Starbucks de Madrid por los que me he pasado. ¿La has encontrado en España?
También la taza de alces, en rojo, color navideño por excelencia, con alces dibujados y con una cornamenta a modo de asa, súper ingeniosa. Y, por supuesto, no puede faltar una de las grandes: la taza blanca con el asa de candycane, de bastoncito de caramelo navideño, una genialidad y ya tradición en las tazas navideñas de Starbucks. Este año por Navidad, una tacita y un pijama caen seguro para amigas, familiares y/o servidora –porque no descarto el autorregalo si es tan bueno–.

Hay otra taza de este estilo, de color verde y con renos. A mí personalmente me gusta más esta, y la verde tampoco la he visto en tiendas.
La ya mítica taza candycane; todos los años sale a la venta y, la verdad, nunca decepciona.
Por último, si tienes la oportunidad de disfrutar en casa de café recién molido, yo te recomiendo el Christmas Blend. Una tacita con un poquito de jazz navideño de fondo, en el sofá y con un buen libro es todo un paraíso –y más si tienes cerca el árbol de navidad, aunque aún es pronto, pero todo se andará–.

Espero que os guste la Navidad tanto como a mí, y si no es así, buena suerte… Porque hoy pasé por Cortilandia y ¡ya estaba funcionando! Así que mucho ánimo y paciencia si tienes espíritu Grinch, y mucho Starbucks si tienes espíritu Nöel.

1 comentario:

  1. Me encanta la taza dorada¡¡me gusta la navidad por la decoración, las luces,los regalos..jeje,bss

    ResponderEliminar

Copyright © Trendy and Wild | Powered by Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com